Este singular cortijo con más de 150 años de historia, nos llega hasta nuestros días de la mano de Juan López-Rubio Pérez (1829-1913).

Fue aquí donde llevó a cabo los primeros ensayos en el cultivo de la remolacha azucarera, convirtiendo Granada en la cuna de este cultivo y difusor nacional de esta tecnología, que tuvo una amplia y pronta expansión por todo el territorio nacional.

El Cortijo de la Viña está ubicado en el termino municipal de Cúllar Vega, en plena vega granadina, con unas magnificas vistas a Sierra Nevada y muy próximo a la capital ( 15 minutos en coche hasta el centro).

Este es el cortijo más antiguo de la vega y por este motivo está catalogado como Cortijo de Interés del Patrimonio Cultural y Paisajístico del Plan Especial de la Vega de Granada.

En 2010, tomamos la decisión de ponerlo en marcha habida cuenta de su abandono. Han sido 8 años de intenso trabajo para poder compartir este lugar transformado en casa rural, en un ambiente familiar y manteniendo su esencia sin renunciar a las comodidades.